Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2016

El valor de un hombre

De todas las lecturas posibles que permite un ser humano, existen dos facetas por las que todos nosotros seremos de algún modo medidos: la realidad vital de lo que somos y la desenfocada figura de nuestro recuerdo que reinterpretarán los que queden aquí cuando nuestro tiempo haya terminado.  

Puede que quienes mejor nos conocen sean capaces de reconocernos plenamente en ambas facetas, navegar con solidez entre las aguas de lo que somos y lo que dejamos; pero ¿qué sucede cuando otros nos conocen no por quiénes somos sino por lo que hacemos? Significa entonces que dejamos un legado que excede lo personal.

Pero ¿cómo se mide el valor de un hombre?

Decía la máxima de Ortega aquello de “Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo”. Salvarla puede exigir de ese yo un esfuerzo ingente o suceder de forma innata. Por eso, en algunas afortunadas ocasiones, lo que se es y lo que se hace confluyen en una sola existencia, de modo que lo que se lega adquiere un valor que las s…