Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

'Whiplash', una película sobre algo que no es jazz

El mes pasado tuvo lugar en España el estreno del filme Whiplash, segundo largometraje del director Damien Chazelle, responsable a su vez del guion tanto de la película como del cortometraje previo.

Whiplash llegó precedida por una significativa retahíla de premios y nominaciones; opta, sin ir más lejos, a ser elegida la mejor película del año de los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, los comúnmente conocidos premios Óscar.

Será competencia del espectador decidir si ha encontrado emoción, inteligencia o entretenimiento en el filme, pero presenta algunos aspectos que quien firma este blog desea revisar. No existe el deseo de ofrecer análisis cinematográfico alguno, sino de aclarar ciertas consideraciones que merecen puntualización tras la estela dejada por la definición de Whiplash como una película sobre jazz.

Es innegable que Whiplash parte del deseo de transmitir, como mínimo, un entorno jazzístico, pues sus dos protagonistas encarnan a un estudiante de baterí…

Estándares de Jazz: 3. 'Just One Of Those Things'

Si tu nombre es Cole Porter y deseas escribir un musical, lo natural es enrolar a tu equipo, tu familia y tus amigos en un crucero para componer la obra. El Franconia —nombre del barco de lujo en que se embarcaron durante meses a lo largo y ancho del hemisferio sur— fue el caldo de cultivo donde se creó Jubilee, un musical inspirado en las bodas de plata que el Rey Jorge V había celebrado recientemente; para recrearlo, Cole Porter y el escenógrafo y dramaturgo Moss Hart (Vive como quieras, Ha nacido una estrella) situaron la obra en un reino ficticio en Europa y basaron los personajes en amigos comunes de renombre, como Johnny Weissmuller o Noël Coward.

El 12 de enero de 1935 el Franconia zarpó de Nueva York con unos tripulantes que compartían no solo un proyecto común sino también el deseo de desarrollarlo en un ambiente de lujo, distensión e inspiración, entre el desenfado y el compromiso de un continuo estado de creación. El témino brainstorming, tan habitual hoy en día, resultaría …

Centenario Strayhorn y presidencia vitalicia

En términos de jazz, en 2015 celebramos un centenario importante: el del nacimiento de una de las figuras míticas de este género, de un personaje paradigmático del siglo xx y, además, uno de los nombres más habituales de este blog. Se trata del compositor, arreglista y primero de a bordo de Duke Ellington, el señor Billy Strayhorn (1915-1967), también conocido entre sus colegas de banda como Strays, Weely o Swee’ Pea (Cocoliso para los hispanohablantes).

Ya hemos destacado con anterioridad las valiosas cualidades musicales y personales de Billy Strayhorn: la sensibilidad y profundidad en sus composiciones, su talento para la orquestación, esa suerte de poder telepático que compartía con Ellington, pero también su convicción en vivir su identidad sexual, personal y musical con coherencia en un entorno histórico y social nada favorable. 

De modo que, claro está, se presenta un año Strayhorn cargado de eventos: el primero del que tenemos noticia se celebrará en Londres en menos de una sema…