Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

Introducción al Estándar de Jazz

Cuando una pieza musical toma notoriedad entre los músicos y es reproducida a lo largo del tiempo desde diversas aproximaciones para terminar formando parte del acervo jazzístico de forma espontánea y convertirse en una referencia musical, decimos que nos encontramos ante un estándar.

Muchas de las partituras que terminan formando parte de este repertorio habitual que denominamos estándares provienen de lo que conocemos como el Great American Songbook: el conjunto de composiciones más relevante de EE UU, generalmente provenientes de musicales de Broadway, de la industria cinematográfica de Hollywood y del fértil ingenio de los músicos tanto de jazz como de canción popular de la primera mitad del siglo XX (y, por tanto, del Tin Pan Alley), pero el origen de un estándar no sigue una norma estricta y por ello pueden encontrarse ejemplos con orígenes geográficos y culturales muy distintos.  Así sucede con temas de bossa nova (Insensatez), música europea (como la canción Les Feuilles Mortes

'When Lights Are Low'. El jazz visto por Esther Cidoncha

Posiblemente, dos fueron los hechos biográficos que llevaron a Esther Cidonchaa acabar teniendo una irrevocable relación íntima con el jazz.
El primero de ellos es la revelación que sintió al escuchar por vez primera en su adolescencia un sonido que nada tenía que ver con la música de autor a que estaba acostumbrada en su entorno.
Aquello, llamado jazz, creó en ella tal sentido de la identidad que nunca más volvió a abandonarlo.

El segundo de estos hechos se aproximó a través de un vehículo diferente: el de la fotografía. Su interés por la obra de figuras como Cartier-Bresson o Bill Brandtla llevaron a conocer el trabajo de otros fotógrafos cuyas instantáneas se centraban en el mundo del jazz. 
William Claxton fue una de las piezas de este engranaje de circunstancias que llevaron a Esther Cidoncha a empezar a experimentar con un cámara hacia la década de 1990.

Esta afición pronto empezó a tomar forma de obsesión porque, finalmente, en palabras de Esther, "es tu reto"

Cuenta que …

¿Es incompatible la radiofórmula con la calidad musical?

Hace unos días tuve que pasar varias horas en la sala de un edificio público en el que sonaba una radio. Reconozco que no recurro habitualmente a este medio; básicamente por la programación que se emite en España y porque, generalmente, mi dinámica suele consistir en ir cambiando el dial desesperadamente para acabar por apagar el aparato, con excepciones a las que acudo cuando el horario de emisión de esos programas es compatible con la vida en la Tierra.

Por estas razones, mi relación más habitual con la radio son los podcast.

Pero en aquella ocasión no estaba en mi mano elegir qué se emitía. De modo que allí me encontraba, escuchando una emisora de lo que se denomina música comercial —un título muy certero y con todo pudor superado, por cierto— y rodeada de personas que parecían disfrutar algo que, por momentos, se me iba haciendo difícil. Confieso que mi primera reacción fue algo cercano al pánico: ni quería ni podía seguir escuchando aquello. Gradualmente fue ganando mi atención el …

JazzMadrid14. Lamiéndonos las heridas en el Festival de Jazz de Madrid

Tras dos años de agonía y uno de duelo, parece que este otoño vuelve a la vida, aunque tímidamente, un festival de jazz para Madrid.
El Ayuntamiento de Madrid ha presentado JazzMadrid14: considerado como el trigésimo Festival Internacional de Jazz de nuestra ciudad, que tendrá lugar entre el 4 y el 26 de noviembre.


En esta presentación, la alcaldesa de Madrid declara:
Desde siempre, en Madrid se puede vivir el mejor jazz del mundo. Nuestra ciudad cuenta con músicos y grupos propios, y con salas de jazz de nombre ya histórico que, junto a otras más recientes, han apostado por acercar esta música a los espectadores.Pero ese "desde siempre" no recae en modo alguno en actuaciones de esta administración, pues es responsabilidad directa del ayuntamiento retirar las subvenciones al festival hace tres años y acabar con él en 2013.


Para el Ayuntamiento de Madrid es una gran satisfacción promover un Festival Internacional de Jazz de este nivel (...)

Para promoverlo son necesarios dos princ…