Ir al contenido principal

30 Buenos Discos de 2019







El último día del año es tradición aquí celebrar la música que nos ha emocionado, sorprendido, apaciguado o inspirado. No toda puede quedar reflejada en un simple listado, especialmente porque hay una gran cantidad de música de gran valor que no nos llega. Es por eso que cada año recomiendo "buenos discos", pues no es posible asegurar que lo seleccionado es categóricamente "lo mejor" teniendo en cuenta que la escucha es limitada a unos pocos centenares de discos, y no a los miles que sin duda habrá en el planeta.


No obstante, las listas que titulamos como "lo mejor del año" dan visibilidad a trabajos de valor que merecen sen destacados y, en muchos casos, descubiertos a un público a quien no llegaría de otro modo. Hay que insistir en que estas listas no contienen todos los títulos que deberían (no todo llega a los críticos); hay grandes creaciones artísticas que por diversos motivos (que merecería analizar aparte y a fondo) no consiguen formar parte de estas selecciones pese a merecerlo. Hay que incidir en que la publicidad y el arte son disciplinas diferentes, y en que en ciertos aspectos el público y el consumidor tienen un papel importante del que por lo general no es consciente. 


Algunos de los títulos que hoy comparto han sido también entregados, junto con los de otros colegas, para la selección de discos del año de la radio pública americana (NPR Jazz Critics Poll), en la que más de un centenar de críticos de todo el planeta hacemos un ejercicio de reconocimiento y festejamos la virtud artística de música excepcional. Es una forma de incidir y destacar buenos trabajos (de hecho es la lista más relevante en discos de jazz). En los próximos meses podré hacer lo mismo con los premios de la crítica de la revista DownBeat o los Premios de la Jazz Journalists Association. La peculiaridad es que aquí no tengo limitación en número de nominados ni especificación por subgéneros. 

Es cierto que desearía compartir una lista más numerosa pero ahora mismo no es viable. Aun así, considero más positivo hablar de estos trabajos que no hacerlo de ninguno.


Hemos conversado en los últimos años —y con razones de sobra— sobre la urdimbre del hip hop con el jazz (Go Get Ice Cream and Listen to Jazz es uno de sus exponentes de este año) y su importante papel en multitud de trabajos. Es hora de que hablemos sobre la música de cámara. Varios de los trabajos seleccionados en la lista que hoy publico se apoyan en ella. Uno de ellos, Orange, pertenece casi en exclusiva a este género pero he optado finalmente por seleccionarlo basándome en dos razones: su calidad musical y el básico ingrediente de la improvisación. Lo mismo sucede con Across the Oceans, disco de difícil clasificación genérica pero cuya hermosa improvisación merece ser recomendada.

Os animo a escuchar estos discos, aprender sobre ellos (#SaveLinerNotes), preguntar lo que consideréis de interés y compartir vuestras opiniones (y reseñas donde proceda) sobre cuantos os agraden o emocionen. Es importante retomar la meritocracia en el arte, informarnos, elegir e ignorar catálogos basados en la publicidad cuando esta no se sustenta en trabajos valiosos. Esta música real, está cerca; solo necesitamos recordarnos que elegir es un ejercicio personal.

¡Disfrutad!





Cannonball Adderley Sextet. Swingin' in Seattle: Live at the Penthouse (1966-1967) (Reel to Real)


Reel to Real ha sido una de las grandes bendiciones de 2019 para el interesado en el jazz. En esta grabación encontraremos música inédita e intrepretaciones de Adderley difíciles de encontrar.







Jaimie Branch. Fly Or Die II: bird dogs of paradise
(International Anthem) 



Prayer for Amerikkka, Lesterlude... Branch no solo supera su justamente aclamado disco debut como lider, sino que crea una obra artística y explícitamente logográfica de nuestro tiempo.








James Brandon Lewis. An UnRuly Manifesto (Relative Pitch Records)


An Unruly Manifesto está dedicado a "Charlie Haden, Ornette Coleman y el Surrealismo" y desea su autor, el compositor y saxofonista Brandon Lewis, que el álbum se considere como una llamada a la acción; sobre la base de estas premisas crea una música personal y cohesiva a partir de la toma de este potente testigo.






Sebastián Chames. Reminiscing the Unknown Masters (autoproducido). 


Chames continúa mostrándose como uno de los mayores exponentes del hard bop del siglo XXI, expresando su música con hercúlea energía y valiosas composiciones.








Javier Colina & Pepe Rivero. El Pañuelo de Pepa (Cezanne Producciones / Jazz Latino Inc.)


Tomando el legado de Manuel Saumell o Cole Porter, y aportando composiciones propias de Pepe Rivero, El Pañuelo de Pepa es una auténtica recreación de la música más allá de los océanos o las medidas temporales. Piano y contrabajo en su mejor expresión.









John Coltrane. Blue World (Impulse!) 


Vamos a regalo por año por parte del sello Impulse!.

Jimmy Garrison, contrabajista del cuarteto habitual de Coltrane, era amigo del director Gilles Groulx. Por esta relación, Coltrane accedió a componer la banda sonora de la película Le Chat Dans Le Sac. Gracias a esto hoy podemos escuchar versiones hasta ahora inéditas de algunos hitos del genio.







Chick Corea, Christian McBride, Brian Blade. Trilogy 2 (Concord)


"El arte del trío", "la formación clásica de jazz"... Trilogy 2 es la ejemplificación de cuanto intentamos definir al utilizar esas expresiones.









Alejandro Di Costanzo Trio. Barcino, La Ciudad de los Prodigios (Errabal)


Homenaje de Di Costanzo a su ciudad de adopción, Barcelona. El buen arte está a menudo mucho cerca de lo que creemos.






Al Foster. Inspirations & Dedications (Smoke Sessions) 


Sería insuficiente y atrevido recomendar un solo disco del prolífico genio que es Al Foster, pero Inspirations & Dedications es un retrato puro de su música que puede acercarnos a parte de sus matices y expresiones artísticas.









Bill Frisell y Thomas Morgan. Epistrophy (ECM)


No falla: disco excelente por año de Bill Frissell, que en esta ocasión une el talento de su guitarra con el contrabajo de Thomas Webber en una selección de temas muy "frisselliana": Monk, composiciones propias, estándares y una visita a las bandas sonoras de cine que tanto disfruta.









Larry Grenadier. The Gleaners (ECM) 


No todos los poemas se escriben en versos. Y no, ningún instrumento está limitado; somos nosotros quienes inconscientemente lo hacemos. Este disco de contrabajo solo que publica Grenadier es necesario desde múltiples puntos de vista.









Johnny Griffin/Eddie “Lockjaw” Davis. Ow! Live At The Penthouse (Reel To Real Recordings). 


2019 ha sido un año de ensueño para el jazz gracias a "Reel to Real". Esta batalla de tenores es ya mítica.












Ross Hammond y Poly Varghese. Across Oceans (Big Weezus Music)


Las 25 cuerdas que componen el 
12 String Lap Resonator de Ross Hammond y el Mohan Veena de Poly Varghese consiguieron esta comunión como resultado de la voluntad de ambos de compartir las 3 horas en que podían coincidir en un mismo tiempo y espacio. Este trabajo de creación, construcción, improvisación y unión nos ha dejado una de las experiencias musicales más hermosas del año.





Miho Hazama. Dancer in Nowhere (Sunnyside)


Si una composición y su formación pueden ser descritas como frondosas y ricas, los senderos de Dancer in Nowhere lo son. Sorpresivo trabajo de Hazama donde la música cae a raudales o sopla con mesura sobre el oyente.









Fred Hersch & the WDR Big Band. Begin Again (Palmetto Records) 


Hersch ha conseguido acostumbrarnos a sacar un (o varios) disco excepcional cada año. Y sea solo, en trío o en otras formaciones, su música consigue siempre alcanzar metas. En Begin Again une su talento (y composiciones) con Vince Mendoza y la siempre inventiva WDR Big Band.




Abdullah Ibrahim. The Balance (Gearbox Records) 


La ventana desde la que se ve pasar el tiempo y, con él, experiencias, sonidos, recuerdos, música, arte y emoción.

Subjetivamente hablando, si hay un disco que define 2019, es The Balance.






Ethan Iverson Quartet y Tom Harrell. Common Practice (ECM)


Resulta tentador utilizar términos metalingüísticos para hablar de Common practice, donde la lírica se impone a la gramática pero a la vez conviven en un quinteto que transciende el reconocimiento de nombres y apellidos, donde el swing es un vehículo para un mensaje, la emoción es palpable y la expresión pura es la meta.






Ahmad Jamal. Ballades (Jazz Village) 


La música de Ahmad Jamal es siempre una experiencia artística emocionante, pero el privilegio de este disco del pianista ante su instrumento en la expresión más pura posible es una ocasión excepcional para que el oyente absorba diversos matices humanos y artísticos de profundo valor.








Jerome Jennings. Solidarity (Iola) 


En Solidarity se une el músico, el divulgador y el testigo de su tiempo. Cada tema es una pista a la expresión humana y musical de Jennings contenida en un disco. Matices metamusicales que no pueden dejar templado al oyente.








Xacobe Martínez Antelo Trío. Capturas (autoproducido)


El trío del contrabajista y compositor Xacobe Martínez Antelo, acompañado por el saxo tenor de Xosé Miguélez y el baterista Max Gómez, crea un reflejo de cuanto nos rodea a base de certeras Capturas: desde las realidades que tememos contemplar hasta las trampas de nuestro tiempo que abrazamos sin criterio.





Hank Mobley. The Complete Hank Mobley Blue Note Sessions 1963-70 (Mosaic Records)



Se ha hecho esperar más de lo estipulado y su precio condiciona. Pero musicalmente tenemos una publicación excepcional con temas inéditos de Mobley y con una notas de lujo a cargo de Bob Blumenthal. #SaveLinerNotes








Pep Mula. MULA II (Underpool)


El baterista y compositor Pep Mula presenta junto con su quinteto el segundo volumen de este monográfico; uno de los mejores trabajos del año que publica Underpool, un sello imprescindible en la música contemporánea europea y, a la vez, un colectivo de sólidos músicos. Es el caso de Mula II, donde todo ingrediente musical es válido y honesto.









Kassa Overall. Go Get Ice Cream and Listen to Jazz (Kassa Overall LLC) 


Asimilar el mensaje social y la composición en  Go Get Ice Cream and Listen to Jazz es un ejercicio de apabullante naturalidad.












Moisés P. Sánchez. UNBALANCED Concerto For Ensemble (Moisés Sánchez & Estudio Uno)


Escuchar esta composición en tres movimientos provoca una sensación cercana a la de saberse ante un buen guion cinematográfico, pues ya desde sus primeras notas despliega una serie de matices cargados de información y emociones que no responden a un azar, sino a ese encuentro entre tiempos, maneras de componer y de interpretar, entre el olor a papel de partitura y su reflejo digital, entre lo heredado y lo propio, y todo ello en un continuo. Los juegos cromáticos de la orquestación y la elección del ensemble junto con la conjugación de los ritmos serán senderos básicos para describir los paisajes y las emociones, siempre protagonistas en la obra de Sánchez.






Caroline Shaw / Attacca Quartet. Orange (Nonesuch Records)


Shaw experimenta las posibilidades musicales del cuarte de cuerdas como un instrumento de belleza y expresión ritual, de modo que no es de extrañar que sean el espejo a atravesar para llegar al otro lado; en este caso al jardín donde se muestran las composiciones que ha creado en Orange.







Joshua Redman & Brooklyn Rider. Sun on Sand (Nonesuch Records) 


No recuerdo un año en que un trabajo de Joshua Redman no aparezca en una lista anual y lo haga con un trabajo extraordinario. Este año era difícil incluso elegir uno solo. Sun on Sand es un trabajo en equipo que consigue todo lo deseable en el arte: emocionar, describir, trasladar, sorprender y crear.






Tomeka Reid Quartet. Old New (Cuneiform Records) 

Brillante, inventivo y transgresor trabajo de Tomeka Reid. Old New merece ser reconocido como uno de los trabajos más relevadores de los últimos años.









Marta Sánchez Quintet. El Rayo de Luz (Fresh Sound New Talent)


El mundo musical que vive en Sánchez sigue mostrándose como una de las expresiones musicales más relevantes año tras año; en parte por el valor de sus composiciones y también en gran medida por la relevancia individual y grupal de su quinteto.







Aki Takase Japanic. Thema Prima (Budapest Music Center Records)  


Thema Prima es uno de los trabajos con más y mejor utilizados recursos musicales del año. 
El disco se grabó celebrando su 70.º cumpleaños, celebrando también para nosotros su prolífica obra con esta fiesta musical de armonías indómitas, melodías que nos llevan a templos, bosques y abstracción, y efectos sorprendentes. 




Vein/Norrbotten Big Band: Symphonic Bop (Double Moon)


Elegante encuentro de formaciones creando un sola expresión de realidad artística musical.





Tobias Wiklund. Where The Spirits Eat (Stunt Records)


El debut como líder del cuarteto del cornetista Tobias Wiklund es un puente entre siglos pero también entre dimensiones. Onírico cuando desea, autoritario en lo contemporáneo... Where The Spirits Eat ofrece música en múltiples formas reales.












Textos © Mirian Arbalejo




Comentarios

Entradas populares de este blog

Estándares de Jazz: 4. 'Caravan'

En ocasiones una decisión que puede en principio parecernos personal, simple y de repercusiones limitadas acaba teniendo un alcance imprevisto.

Imaginemos a un niño nacido en el Puerto Rico de 1900 en el seno de una familia de músicos.

Su tío, Manuel Tizol Márquez, era entonces considerado la figura puertorriqueña más destacada de la música instrumental tanto en el repertorio clásico como en el popular. El pequeño Juan Tizol —según testimonio propio— participaba en la banda de su tío Manuel cuando contaba con tan solo 8 años, y fue posiblemente por aquel entonces cuando tomó una decisión que habría de tener influencia tanto en su carrera como en la evolución de la música americana del siglo XX. La simple pero definitiva elección del pequeño Juan Tizol consistió en dejar el violín para entregarse al trombón de pistones, instrumento al que dedicó el resto de su vida.

En 1920 viajó junto con su orquesta a los EE UU, donde, pese a no conocer el idioma —refiriéndonos con idioma tanto a la len…

Cómo iniciarse en el jazz con una cierta seguridad de no acabar dejándolo para otra vida

Una de las preguntas que más temo pero que más me hacen es qué 

escuchar para iniciarse en el jazz.

Desde que utilizo las redes sociales, me topo con esta pregunta, como 

mínimo, una vez por semana. Y ésa es la razón principal por la que me he  

decidido a escribir este texto.







Es imposible dar una respuesta general porque no existe un comodín que 

responda a los gustos personales de cada uno. Pondré como ejemplo al 

aficionado al rock que pide la recomendación; podem

El incidente

Nada cautiva más al ser humano que una buena historia. Si ésta resulta además ser verídica, nuestro interés aumenta y también lo hace nuestra inclinación a compartirla con otros. La aún joven historia del jazz ha dejado cientos de anécdotas memorables, muchas de ellas de naturaleza casi cinematográfica: desde el asesinato de un músico por haber bebido un licor envenenado dirigido a otra víctima hasta la composición de una suite y posterior creación de un único ejemplar de un disco de vinilo para conmemorar haber conocido a una persona. Hechos brutales o sublimes, pero hechos humanos en todo caso. Cuando hace unos días hablábamossobre la figura de Juan Tizol en la seriesobre estándares de jazz, se mencionó, a propósito de los contrastes en su biografía y en su carácter, la navaja que a menudo portaba, y tras la referencia que se hizo respecto a un incidente con el contrabajista Charles Mingus, se despertó el interés de algunos lectores.
Tanto Tizol como Mingus fueron hombres de fuerte car…

'BOGUI'

«No hay nada como estar en casa». L. Frank Baum, El Maravilloso Mago de Oz.

«Has de saber qué cometidos te depara el destino, incluso en tu palacio». Homero, La Odisea.


***


Era el verano de 2005. Andaba yo hojeando con resignación una publicación sobre actividades culturales en Madrid. Y resignación es una palabra clave si estás interesado en jazz en directo, especialmente en el erial que era entonces al respecto el verano madrileño.

«BOGUI», decía la revista. En la calle Barquillo. Lo pasmoso del asunto es que tras la fecha y el horario podía leerse «jam session».

¿Un lugar desconocido en Madrid que prometía jazz en directo? No era tentador, era reglamentario.

Barquillo con Piamonte. Efectivamente, local nuevo. Por lo visto, a estrenar. 

Había un pequeño escenario. Y un señor con sombrero. Y algunos clientes entrando con cierta vacilación. Pero finalmente el trío tocó. Y yo decidí que aquello se convertiría en el salón de mi casa.
















En Bogui he disfrutado, he aprendido, he sentido y he pensado…

El triunfo de lo mediocre

"Otras cosas ansía tu alma, por otras llora..."Constantino Kavafis


Hace más de 2.500 años, el ser humano aspiraba a la virtud. En Grecia lo denominaban areté. Se trataba de un concepto profundamente arraigado para alcanzar un ideal de ser, de actuar y de llegar a ser.

No es de extrañar que el modelo humano a seguir fuera aquel que consiguiera acercarse e incluso encarnar lo bello y lo bueno (kalós kai agathós), comprendiendo este concepto múltiples facetas personales, sociales y artísticas. La música y el resto de las artes estaban relacionadas con la Filosofía, y, de hecho, poco después Platón completó este canon con su principio metafísico de aspirar a la Idea del Bien.

De modo que nos encontramos ante una sociedad que desea actuar con nobleza, conocer las artes, crear belleza y aspirar al bien. Rara vez se crea arte por complacer a una masa; las artes intentan recrean lo mejor de cuanto rodea al ser humano, ya sea esto físico, sensible o intelectual. No hay que olvidar que l…

20 Buenos Discos de 2018

Del privilegio que supone haber escuchado tanta música valiosa, emocionante, atrevida, salvada de unas cajas o revelada en pleno insomnio, la única frustración que nos queda a quienes la devoramos es la certeza de que jamás podremos escuchar todos y cada uno de los discos creados a lo largo del año en el planeta. Es una de las razones por las que esta ya tradicional lista que publico el último día del año no lleva el familiar título de "los mejores discos del años". Son mis favoritos de entre algunos centenares. Tanta música de calidad llega a mí cada año... Ojala existiera la posibilidad de hablar de toda.
Comenzaba 2018 con un disco en mis manos: Love, Time and Divination, del cuarteto de Nueva Orleans liderado por el trombonista Mark McGrain. Un disco que resultó siendo realmente significativo y lúcido en su título respecto a lo que estaba por venir: un encuentro entre la tradición y el presente, una apuesta por sacar adelante un trabajo en que el músico cree. 

Cada vez más…

Más Sobre Mujeres en el Jazz: Una lista musical

Los que me acompañáis desde hace años conocéis ya los grandes clásicos del tema; frases expresadas tan ricamente con las que he tenido que lidiar a menudo:


«Pero eso del jazz, ¿no es de tíos?»
«Pues para ser una mujer toca bastante bien»
«Sé que hay una mujer que toca bien pero no recuerdo el nombre»

El diálogo más reciente al respecto fue tal que así:


—Qué pena que las mujeres no se animen [a tocar jazz].
—Hay muchas mujeres que crean jazz de altísimo nivel.
—Pero no me refiero a las cantantes.


Queridas vocalistas de jazz, no sé muy bien en qué categoría entráis para mi interlocutor y, sinceramente, no estuve interesada en preguntarlo.


Este dislate sobre la realidad musical es por desgracia común. También es anacrónico, incierto y agraviante. Es un tema que he visitado a menudo y en el que he tomado medidas activas. Pero, obviamente, es trabajo de muchos alcanzar una cierta normalidad en este asunto. (Tengo un artículo extenso en el que estudio varios hechos a mi entender significativos y ref…

"The Tattooed Bride" y la conquista del tiempo

Cuando Columbia Records presentó en 1948 su Long Play de vinilo (LP o elepé) de 33 revoluciones por minuto consiguió entre otras una mejora definitiva respecto a los discos de 78 rpm: ciertamente era ésta una lucha del hombre por conquistar el sonido, pero más aún por conquistar el tiempo.

De este modo se consiguió superar las limitaciones que imponían los aproximadamente cuatro minutos de grabación posibles hasta la fecha para lograr un escenario prometedor con los más de 20 minutos por cara que brindaba el elepé de la Columbia.

Esta nueva posibilidad de grabación se enfocó muy especialmente en obras de música clásica: sinfonías, conciertos o suites que hasta entonces no podían registrarse en un disco de vinilo debido al reducido minutaje que ofrecía. Los artistas de música popular encontraron en los elepés la oportunidad de presentar trabajos que por primera vez podían contener una decena de temas.

El 18 de diciembre de 1950 Duke Ellington y su orquesta grabaron su primer elepé en los …

Quincy Jones, 'Giant Steps', Slonimsky y John Coltrane

Supongo que ya todos los presentes están enterados de las tres entrevistas a Quincy Jones que se han publicado en menos de dos semanas. Si no es así (o simplemente os apetece repasarlas) no dejéis de leerlas (por ahora sólo en inglés).






La primera y la tercera han sido publicadas en las ediciones estadounidense y británica de GQ el 29 de enero y 10 de febrero). La segunda entrevista (del 7 de febrero) la encontraréis en la revista Vulture. Esta última tiene la clave para la razón de ser de este artículo que estáis leyendo.
Evidentemente, el material que se ofrece en entrevistas tan extensas a una personalidad locuaz y con tal bagaje musical y vital como Quincy Jones no podía pasar inadvertido. El productor, compositor, arreglista, intérprete, etc, etc, ect ha estado y sigue estando a sus casi 85 años en todos los saraos imaginables y, lo que es aún mejor para nosotros como lectores, en los inimaginables. En ese sentido la entrevista más completa es la que corresponde a la larga charla co…